Vidas Cruzadas

La Fundación Mutua Madrileña entregó una de sus Ayudas Sociales a Red Acoge para mejorar la salud de niños y niñas inmigrantes de familias monoparentales. 170 historias que resumimos en la de Joao que gracias a esta ayuda pudo recuperar su sonrisa…en sentido literal.

Joao llegó a España con su familia cuando tenía tres años, ahora tiene 15 y vive con su madre y su hermana en Barcelona.

Los tres forman una familia monoparental en la que la madre se gana la vida como puede para dar el mejor hogar a sus hijos. Trabaja limpiando unas oficinas, pero con un contrato de media jornada que apenas cubre las necesidades básicas de vivienda y alimentación. Cuando surge un gasto extra, se hace una montaña y más cuando del gasto depende la salud de alguno de sus hijos.

Gracias a pequeñas asociaciones locales, familias como las de Joao encuentran un pequeño anclaje para facilitarles su integración en la comunidad local y, a veces, puede convertirse en una tabla de salvación para hacer frente algunos de esos gastos de salud imprevistos y necesarios.

Esto es lo que le ocurrió a la madre de Joao un par de años, cuando a su hijo el dentista del ambulatorio le detectó una malformación oral tan importante que impedía que los dientes pudieran ocupar su sitio. “No es que los dientes estuvieran fuera del sitio, es que no tenían dónde estar porque faltaba encía y salían en el paladar. Venían montados unos encima de otros”, explica su madre, Johana.

El desembolso rondaba los dos mil euros, inasumible para el bolsillo, y Johana fue a contárselo a David, de la Fundación Privada Bayt al-Thaqafa en Barcelona, que siempre tiene unos minutos para escuchar y solucionar problemas de la inmigración extra-comunitaria que atienden en la oficina. Mientras fue buscando otras opiniones médicas que solo corroboraron el problema de Joao y la necesidad de intervención en múltiples fases: reconstrucción oral, endodoncias, brackets y más endodoncias.

Pasaron unas semanas y todo encajó. La Fundación Mutua Madrileña, en su Convocatoria anual de Ayudas a la Acción Social había concedido una ayuda a Red Acoge para el proyecto “Mi refugio de salud”, con el objetivo de dar respuesta a problemas que nos son atendidos por la Sanidad Pública en la infancia inmigrante y refugiada, especialmente de familias monoparentales.

La Fundación Bayt, en contacto con Red Acoge, tramitó la ayuda para Joao.

La de Joao es solo una de las 170 historias niños y niñas a los que se ha podido ayudar. Con el dinero de la ayuda se han solucionado emergencias de salud, estados graves derivados de nutrición inadecuada, vacunas no incluidas en el calendario, alimentos infantiles específicos, gafas, plantillas ortopédicas, ortopedia para corregir una deformidad en el cráneo en una bebé de 3 meses o tratamientos dermatológicos para bebés con piel atópica.

Pequeñas ayudas que, como en el caso de Joao, le ha permitido volver a sonreír con la confianza que había perdido por la malformación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *